Durante los pasados días he notado que el grupo español de campuseros ha intentado establecer el tradicional "Patxi" por aquí, sin mucho éxito, a mi como sudamericano me costó entender ese tipo de cosas mientras estuve en Valencia (por momentos me parecía muy cursi -que no es algo malo- especialmente los aplausos después de "gritar"), los brasileños tampoco lo entienden, y es que muchos no esperaban encontrar diferencias tan profundas en los aspectos sociales que caracterizan a las personas en el cono sur de América y el hecho es que la Campus Party de Brasil es muy distinta a la celebrada en España.

  • La actividad social offline es muy fuerte, todo el tiempo hay muchísimas personas paradas hablando, grupos de discusión y trabajo donde todos ponen mucha atención. Muchos de los que están frente a un ordenador están haciendo videoconferencias en Skype, el messenger o similar.
  • Más del 20% de los asistentes son mujeres.
  • El número de gamers es notablemente menor a la campus de Valencia
  • Hay muchas conferencias y charlas, siempre las encuentras llenas y con mucha participación.
  • Orkut es la ley.
  • La actividad en Flickr es frenética, la mayoría de fotos gira en torno a las relaciones sociales y no a la felicidad de estar entre geeks.
  • Aunque hay zonas demarcadas (BarCamp, Campus Blog, Campus Media) en la práctica todos están con todos y es muy normal cambiar de puesto/zona constantemente. Nosotros mismos nos hemos sentado en mesas diferentes cada día, algo que no pasaba en Valencia.
  • Aquí no verás a un grupo de personas identificadas por un género que corren gritando con globos en mano, aquí simplemente se hace una fiesta y todos a bailar.

La Campus Party en Brasil ha sido bastante abierta en muchos sentidos, desde la predominancia y la importancia que se le da al software libre hasta la naturalidad que tienen los brasileños de hablar y socializar con desconocidos. La noto mucho más relajada, y por momentos poco estructurada, lo cual ha dado buenos resultados.