La guerra de formatos de video en alta definición (HD) puede estar a punto de terminar, siendo HD-DVD el perdedor.

Los primeros indicios de problemas llegaron con Blockbuster cuando se decidió por Blu-Ray, la decisión no causaría mucho impacto pues, al menos en Estados Unidos, pocas personas van a una tienda física para alquilar películas.

El primer gran golpe lo dio Warner, cuando anunció durante el CES que dejaría de fabricar y vender películas en HD-DVD para enfocarse excusivamente al Blu-Ray. Su "excusa" es la confusión que causa al consumidor (¿tanto tiempo tardaron en darse cuenta?).

El segundo gran golpe llegó el 11 de febrero, cuando Netflix avisó que dejará de comprar películas HD-DVD, a diferencia de Blockbuster, ellos son bastante exitosos en el alquiler de películas porque envían los discos por correo, no hay multa por entregas tardías y son bastante eficientes. El mismo día Best-Buy, hizo exactamente lo mismo.

El tercer gran golpe viene de Wal-Mart, una de las cadenas de tiendas en EEUU más grandes y exitosas, quienes dejarán de vender discos HD-DVD en Junio de 2008.

Ahora los rumores sobre un inminente anuncio por parte de Toshiba de terminar la producción del HD-DVD están apareciendo por toda la red, el más importante sería el anuncio de la cadena de TV japonesa NHK, que reporta la finalización del formato.

Sony debe estar feliz, en los 80s vivieron una guerra de formatos similar en la que perdieron, VHS se impuso ante su Betamax, un formato supuestamente superior.