Ludwik Leibler un profesor de química en Paris creo este caucho artificial que después de ser cortado se puede unir por si solo y recobrar su fuerza y elasticidad sin necesidad de ningún pegamento o manipulación adicional. El material es hecho de aceite vegetal y urea.

El material en cuestión aún no tiene nombre.

Enlace: Self-healing rubber bounces back