google_earth_hd.jpgNacho de Microsiervos traduce parte de About Google Earth Imagery donde explican cómo se toman las fotos usadas por Google Earth y Google Maps y lo difícil que resulta tomar las usadas para acercamientos, sobre todo a alta resolución.

Conseguir imágenes en alta resolución tiene muchos incovenientes. Los satélites meteorlógicos están situados en órbitas geosincrónicas [permancen fijos respecto a un punto de la Tierra] a 36.000 km de altura. En cambio los satélites de alta resolución [los utilizados para las imágenes de Google Maps] operan desde unos pocos cientos de kilómetros de la Tierra. Esto significa que en un momento dado sólo ven una pequeña parte de la superficie que sobrevuelan. Como normalmente dan una vuelta completa cada 90 minutos, sólo cubren alrededor del 1 por ciento de la superficie en cada pasada, y la mayoría de las veces lo que ven es agua. No sólo eso, sino que las imágenes sólo sirven para Google Earth cuando cumplen determinadas condiciones: el sol debe dirigir su luz en el ángulo adecuado para evitar sombras en la medida de lo posible y tampoco debe haber nubes ni demasiada niebla o contaminación. Lo creas o no, las ocasiones en que se dan todas las circunstancias necesarias para que una imagen sea válida son poco frecuentes.

Como dice la anotación original, es sorprendente la cantidad de personas que creen que las imágenes usadas en Google Earth y Google Maps son en tiempo real.