Libertades Civiles es el primer partido de "ideología gay" que se presenta a unas elecciones en España. Se reconocen como una agrupación formada por "gays y amigos de gays", que busca la discriminación positiva para los homosexuales y una subida del salario mínimo interprofesional a 1.200 euros.