En ciudades como Madrid, Sevilla y Murcia, la típica cabalgata de Reyes contará con la participación de un Baltasar encarnado por una persona blanca con la cara pintada. A parte del golpe bajo estético -esperemos que no llueva-, yo me pregunto si es que no habrán encontrado a un negro para el papel, tal y como sucedió en Barcelona, Bilbao y Valencia.