No me queda más que describir como "alarmante" la noticia publicada por El Economista y reproducida por la Asociación de Internautas (las negritas son mías):

La última vez que el Ministerio de Cultura auditó las cuentas de la SGAE, tal y como establece la Ley de Propiedad Intelectual, fue hace diez años, bajo el Gobierno del Partido Popular. Desde entonces, ninguna institución pública se ha encargado de supervisar si los resultados económicos que presenta la entidad que gestiona los derechos de los autores se ajustan o no a la realidad.

La razón por la cual no lo ha hecho tiene relación con un vacío legal, confirmando que la SGAE está bien acomodada dentro de una zona gris política que le permite hacer lo que quiera, manejar tanto dinero sin ser al menos auditado creo que es bastante grave.

Ellos se defienden diciendo que los balances financieros pasan por firmas auditoras, el problema es que cuestiones importantísimas para los autores como las cantidades cobradas y la forma en que se reparten las ganancias a los socios son correctas, justas y bien planeadas ...o no.

Enlace: El Gobierno se escuda en un vacío legal para no auditar las cuentas de la SGAE | Vía: Menéame

👇 Más en Hipertextual