Ayer se lanzó el que estaba llamado a ser el nuevo diario online español: El Imparcial. Todo el mundo creía que se trataba de una broma, pero no, parece una página diseñada en 1995 y que congrega todo lo que un medio no debería hacer en Internet. En NetoRatón, Jesús Gordillo hace un completo análisis. Eso sí, si está mal diseñado, al menos saben cómo divertir a la audiencia.