Era inevitable la comparación física entre las 3 máquinas...

Sin duda alguna, se trata de 3 ordenadores con buenas características y una gran portabilidad, aunque tienen diferencias sobre todo a nivel de sistema operativo. Pero la más grande y la que más inclina la balanza es la diferencia de precios:

El pequeño gran invento de Asus sigue tomando la delantera. Aunque se rumorea que Acer podría entrar en este mercado de los subportátiles, garantizando un buen precio. Pero es Acer, y qué quieren que les diga, mejor hagan como que no existen. ¿Pagarían ustedes unos 2.000 dólares a cambio de la portabilidad? Yo desde luego, no.