Lo cuentan en ADN: "Las siete compañías discográficas denunciaron en 2005 al buscador por facilitar en su web la descarga y reproducción sin permiso de 137 canciones cuyos derechos de autor les pertenecen, por lo que demandaron la suspensión del servicio, 226.000 dólares de compensación y una disculpa pública". Es un problema que viene de lejos y que se resolvió a favor de Baidu, tras el juez dictaminar que no hay delito porque el buscador sólo enlaza.