Ismael El-Qudsi traduce un post de Jens Alfke, un ex-trabajador de Apple que dejó la compañía después de 16 años, donde habla un poco sobre la "relación" de la empresa con los blogs, la impersonalidad aparente de la empresa y la falta de caras visibles, aparte de la de Steve Jobs y en menor medida Jonathan Ive.

Sobre los blogs, dice:

Y luego están los blogs. A Apple no le gustan, no cuando hablan de Apple. (¡Que gran sorpresa!). He oído decir que hay pocos bloggers trabajando en Apple; actualmente hay más de los que piensas, pero lo mantienen en secreto. (Podría nombrar unos cuantos, incluído al menos un Director…). Creo que la política de Apple en lo referente a los blogs es una de las menos claras de las mayores compañías tecnológicas; Microsoft en particular es sorprendentemente abierta.

Esta condición llega hasta iberoamérica. Apple y AppleWeblog no se llevan ni bien ni mal, de hecho les importa poco que exista un blog con 600 mil páginas vistas dedicado a su empresa. Sí que nos invitan a sus ruedas de prensa, pero la mayoría de las noticias relacionadas con Apple España llegan por empleados entusiastas en grandes empresas tipo El Corte Inglés o personas que trabajan en la FNAC y otros distribuidores autorizados (¡siempre les damos muchas gracias a ellos! son los verdaderos protagonistas).

En cambio con Microsoft, si le escribo un correo (justamente) a Ismael (Director de Windows Live en España) me lo responde rápido y muy atento, además somos amigos, nos llevamos muy bien (pese a cualquier diferencia ideológica o preferencia de plataformas) y nos han apoyado abiertamente en varias iniciativas.

En cuanto a la impersonalidad y el micro-manejo de su imagen (que tiene relación al no-blogging de sus empleados), dice:

La ausencia de individualidad de Apple me molesta. No me refiero internamente: dentro de la compañía la comunicación es razonablemente abierta y hay espacio suficiente para expresarte. Pero desde el retorno de Steve Jobs, la compañía ha sido muy maniática en relación a la administración de su cara visible, para hacerla suave y “limpia” como la parte trasera de un iPod (En mis momentos más oscuros lo he comparado al blanco brutal del THX-1138)

Lo cual tiene relación directa con las caras públicas representando a una empresa que vende la individualidad, el análisis de Alfke es especialmente interesante:

Es tremendamente irónico: para una compañía que celebrea la individualidad y el “Thinking Different”, Apple ha tenido en la decada pasada su imagen remarcablemente impersonal. Exceptuando la trinidad que está en el escenario en los eventos de prensa - Steve Jobs, Jonathan Ive, Phil Schiller — ¿A cuanta gente puedes poner nombre que trabajen para Apple? ¿Cuantos ingenieros?

Y no, Woz (refiriéndose a Steve Wozniak) no es una respuesta correcta. Woz no ha contribuido a Apple desde mitad de los ochenta. Es un gran tio, pero el hecho de que la gente lo asocie todavía con Apple es, creo yo, un síntoma de la falta de caras públicas de la compañía.

Por cierto, ¿es malo que la anotación la haya traducido el responsable de Live.com en España? no, para nada. De hecho muestra que hace mucha falta el escribir/hablar/discutir/conversar abiertamente de nuestro entorno aunque eso signifique mencionar a la competencia, tanto para bien como para mal, y es un compromiso que siempre he querido adquirir pero se siento que se navega demasiado en contracorriente, porque aunque escribas tranquilo y digas tus razones para estar en desacuerdo con alguien que resulta tu competencia, la mayoría se lo toma a mal. Aún así hay que intentarlo.

Disclaimer: soy maquero "empedernido" desde hace muchos años, razón por la cual me siento lo suficientemente cómodo para criticar abiertamente a Apple cuando así lo considero y hablar bien sobre Microsoft (que muchos consideran "el enemigo", yo no).