"Es Dios" dice uno de los protagonistas del video y razón no le falta. Aunque en estos momentos Google no entre físicamente en nuestras casas, sí lo hace en nuestra vida internauta y es capaz de localizar los textos que escribimos, los vídeos que grabamos o las fotografías que tomamos. "Google es mi pastor, nada me falta" dirán los más creyentes de la casa. Y es que a veces da miedo saberse tan al descubierto.

Enlace: Google Maps | Gracias: Axel