No crean que al acabar el mandato presidencial, los ex gobernantes de una nación se quedan sin obligaciones laborales que les reporten una fuente de ingresos decente. Los hay incluso, que tienen una mejor vida ejerciendo de asesores y conferenciantes, que de presidentes. MSN Dinero hace un repaso por lo que cobran algunos ex mandatarios famosos:

José María Aznar recibe 130.000 euros al año como consejero de News Corp. También obtiene retribuciones como profesor en la Universidad de Georgetown y el Instituto Tecnológico de Monterrey. Ha publicado tres libros en Planeta, por los que se ha embolsado 600.000 euros. Por si esto fuera poco imparte conferencias en medio mundo y cobra alrededor de 36.000 euros por un discurso de una hora y media.

Bill Clinton es, según la revista Forbes, el ex presidente mejor pagado como conferenciante. Ha ganado 40 millones de dólares (28,5 millones de euros) por sus discursos desde que dejó el cargo en 2001. Su caché es de 350.000 dólares (249.000 euros) por aparición. La pensión de jubilación de Clinton ronda los 161.590 dólares (115.000 euros).

Según la BBC, Tony Blair, que acaba de despedirse como primer ministro, tendrá una pensión anual de 91.585 euros. Además dispondrá de unos 120.000 euros para mantener su oficina, chofer y escolta. En total percibirá alrededor de 429.000 euros al año. Los expertos estiman que cobrará un mínimo de 107.000 euros por conferencia.

El especial también detalla las retribuciones que perciben Silvio Berlusconi, Felipe González, Gerhard Schroder, Ernesto Zedillo y Mijail Gorbachov. También destacan la postura de Evo Morales ante los sueldos vitalicios: el presidente boliviano pretende eliminarlos, incluyendo el suyo propio, ya que asegura volverá a dedicarse a la agricultura cuando acabe su mandato. Ver para creer.

Enlace: El negocio de los ex-presidentes: ¿Dónde trabajan y cuánto cobran?