Esta es la buena calidad de imagen que empieza a ofrecer Vimeo, que además ya muestra en su web, vídeos con una resolución de hasta 1280x720. Es sin duda un avance para esos que nos quejamos de la excesiva compresión de la que hacen gala las plataformas de vídeo online. Ahora el problema es la tardanza en subir grandes archivos, sobre todo en España, donde tenemos una paupérrima velocidad de subida.

Se comenta que en YouTube ya las ven venir y también empiezan a preparar esta característica, que nos quitará un buen número de píxeles de en medio. De momento, los usuarios hacen malabares para lograr una buena calidad, sin salirse de las limitaciones que permite el servicio. El de arriba es un claro ejemplo.