Justo ayer, Eduardo recogía los peores errores que se pueden cometer en la habitual fiesta navideña que se organizan en las empresas. No beber, debe ser la gran máxima al menos si tienes sentimientos de esos que afloran con el alcohol. Por ejemplo, lo que piensas sobre tu jefe...

Es mucha mala suerte que el jefe te pille llamándole cutre y llamando baratija al champagne con el que te has emborrachado vilmente. Lo mejor es que siempre hay un compañero sin escrúpulos que lo sube a YouTube, y así quedas como un imbécil a punto de perder el empleo, por más que te hayas empeñado en que no has llamado a tu jefe baratero (cheap), sino tierno (sweet).

Enlace: Don't drink at Office party! | Gracias: Axel