[CompUSA](http://www.compusa.com/) era uno de los mayores dolores de cabeza financieros de Carlos Slim. En total ya se habían calculado **2.000 millones de pérdidas para el empresario**, sólo por esta cadena de tiendas de ordenadores, que ya en 2006 se dejó en el camino unos 4.000 millones de facturación, que sumados a los 1.500 de este año, han hecho tomar una decisión definitiva: [el cierre de las últimas 103 tiendas que quedaban en Estados Unidos y Puerto Rico](http://www.siliconnews.es/es/news/2007/12/10/slim-cierra-compusa).

Ahora se sabe que la clausura definitiva de los establecimientos se llevará a acabo antes de fin de año, [a través de Gordon Brothers](http://actualidad.terra.es/nacional/articulo/slim_compusa_eeuu_gordon_brothers_2108222.htm), una empresa de liquidación de Boston, que se encargará del proceso y de la venta de activos. La culpa de la mala marcha se le achaca a precios de mayoristas con los que es imposible competir.

Mientras, en Puerto Rico el Gobierno ya busca dónde [recolocar a los 480 trabajadores de las 3 tiendas](http://orlando.elsentinel.com/patria/oes-11785610dec10,0,4037635.story?coll=orles-patria-pr-feeds) que había en la isla, planteando Best Buy y Circuit City -dos cadenas de tiendas que están próximas a llegar- como su futuro inmediato.

Por su parte, Slim ahora mueve fichas en el equipo de Renault en la Formula 1, donde su inversión ha permitido fichar a Fernando Alonso, a pesar de la [exigencia explícita de colocar a Nelsinho Piquet](http://www.elmundo.es/elmundodeporte/2007/12/09/motor/1197228046.html) como segundo piloto de la escudería.

Así es la vida de los millonarios...