A la gente le gusta eso de tiempos pasados fueron mejores y lo aplican a diario en la moda e incluso en la videojuegos -sino vean lo bien que se venden los juegos de hace años-. Aunque claro, todo tiene un límite y creo que el punto exacto está en el Mini MOB.

Se trata de un teléfono móvil al más puro estilo DynaTac, aunque sólo en el aspecto estético, ya que trae incorporadas las mismas funciones que un teléfono moderno promedio: conexión USB, cámara, MP3 y un slot para tarjetas miniSD.

La burrada es el precio: 326 dólares. Y de los 11 centímetros de alto y los 3,5 de ancho, mejor ni hablemos.

Enlace: Para nostálgicos: vuelve el móvil "ladrillo"