Este anuncio seguro que no pasaría más de un día al aire en España, donde nos escandalizamos muchísimo sobre todo teniendo en cuenta la publicación de recientes estadísticas. Seguramente se diría que incita al consumo de cocaína, sin detenerse a pensar en la limpieza de los WC alemanes, en los que se puede uno sentar a comer a esnifar. Eso sí, queda clarísimo el mensaje: este novedoso sistema limpia toda la mierda.

Enlace: German Self-Cleaning Ruins Cokehead's Evening