Starck tiene fama de ser muy políticamente incorrecto; ahora le toca dar su opinión desde el punto de vista de diseño del Amazon Kindle y fue bastante contundente, lo califico de «casi moderno y un poco triste». Considera que productos bien hechos de este tipo son los que minimizan el espacio alrededor de lo interesante, siendo la pantalla, y por eso cree que los diseñadores industriales del aparatito no fueron lo suficientemente valientes para tomar decisiones sobre el plástico que rodea de la pantalla.

También se crítico los botones para avanzar y regresar página, diciendo que la interfaz física «no está bien hecha».

Enlace: Philippe Starck: Kindle es un poco triste