El que se esconde tras esa significativa camiseta es el cantante Alejandro Sanz. Ocurrió en su concierto del American Arlines Arena en Miami:

Entonces, una muchacha se acercó al escenario y le dio una bandera venezolana. Cubanos y venezolanos de Miami tienen una solidaridad especial en los tiempos que corren. Los primeros les avisan a los segundos de que llevan el mismo camino. El cantante se colocó la enseña en el cuello, casi como una capa y casi la ondeó. Al final de la canción se dirigió hacía atrás, recogió una camiseta negra y la mostró al público. En letras blancas se leía: "Chavez sucks (Chávez apesta)". Si las alusiones a Cuba arrancaron aplausos atronadores, con este epílogo arreciaron. Se unieron todos.

Recordemos que el pleito de Sanz con Chávez viene desde lejos, y a este paso tendremos que empezar a hablar de conflicto diplomático... uno causado por Chávez, el Rey y Alejandro Sanz. Menudos tres, parecen una mala parodia del trío de las Azores.

Si quieren ver lo ocurrido, una fan ha subido el vídeo a YouTube. No hagan caso a sus gritos, es una fan... de Alejandro Sanz, eso la define.

Enlace: Alejandro Sanz se burla de Chávez en su concierto en Miami