Venezuela dio un gran ejemplo de Democracia, dando marcha atrás a uno de los planes de Chávez para imponer [sus reformas constitucionales](http://alt1040.com/archivo/2007/08/16/chavez-presenta-su-reforma-constitucional/). El pueblo lo celebró y su presidente, resignado hizo un lugar en su discurso para dejar entrever que no será la última vez que intentará cambiar la Constitución.

Tal y [como cuenta **El País**](http://www.elpais.com/articulo/internacional/Chavez/reconoce/victoria/reforma/constitucional/elpepuint/20071203elpepuint_1/Tes), Chávez en su discurso ha tenido tiempo para la reflexión y el consejo a la oposición:

> Además, cree que la oposición debe "darse cuenta de que sí es posible" por la vía "electoral" cosechar triunfos políticos, por lo que deben "olvidarse de los planes violentos y guarimbas (disturbios)". Además, "les hago una muy sincera recomendación: sepan administrar esta victoria. Se la ganaron (pero) es una victoria pírrica".

Y es justo el consejo que debería aplicarse el presidente de Venezuela: saber administrar la victoria que le ha llevado hasta ese cargo y empezar a trabajar por el país, dejando a un lado esa caricatura revolucionaria en la que se ha convertido.