Según un estudio realizado por HitWise basándose en los Estados Unidos, 1 de cada 1000 visitas a YouTube son para aportar contenidos nuevos (subir un vídeo), mientras las 999 restantes son de aquellos usuarios que los ven y normalmente disfrutan de ellos.

Estos datos se complementan con otros de Pew Internet que indican que si tenemos en cuenta el grueso de usuarios de los servicios de vídeo, son un 13% los usuarios dedicados a subir vídeos, frente a un 87% que exclusivamente se dedica a verlos. Esto no se traduce en una pasividad masiva, puesto que el 57% del total de los usuarios se dedican a compartir aquellos vídeos que encuentran interesantes.

Enlace: ‘Web 2.0. El usuario servil’ | Vía: Microsiervos.

Deja un comentario

Deja tu comentario