Robotronics está desarrollando un robot-maleta que puede cargar hasta 30 kilos y que seguirá los pasos de su dueño sea donde sea por donde vaya, siguiendo una tarjeta que llevará en el bolsillo; por medio de sensores y detectores para no chocarse contra personas, además de detenerse frente a rampas y escaleras.

La idea es de Peter Yeardon, canadiense pero será comercializada por unos rusos; ¿te gusta la idea de tener un robot siguiéndote? cuesta 1.300 euros.

Enlace: Un robot de mano para 2009