La semana pasada, todo el mundo estuvo pendiente de la locura amorosa de Patrick Moberg, un diseñador web que quedó profundamente enamorado de Camille Hayton, una australiana de 22 años, residente en Nueva York.

La locura se debía a que se habían conocido en el metro, y Patrick sintió que tenía que volver a verla. Para ello montó una web, que junto a toda la atención mediática causada, surtieron efecto: pasadas unas horas, un amigo de la chica los puso en contacto.

Hasta el momento solo habíamos visto el torpe dibujo que él había hecho de Camille, pero ahora por fín se les puede ver fotografiados juntos. Según cuentan, seguramente esperarán a dejar de llamar la atención de las cámaras, para conocerse mejor y ver qué pasa.

Camille opina que cosas como esa sólo pueden pasar en Estados Unidos, mientras nuestro internetero enamorado afirma que esto es una demostración de esperanza para todos esos geeks que van enamorándose por el metro: "Es posible encontrar a alguien incluso en una gran ciudad".

Lo curioso, es el gran cúmulo de casualidades que se han dado para que estos 2 tórtolos se encuentren. El pasado Halloween, el apartamento en el que vivía Camille se quemó, y tuvo que mudarse a otra parte de la ciudad a la que solo podía llegar en Metro... En la misma línea en la que Patrick se enamoró de ella. De no ser por el incendio, nunca se habrían conocido.

¿De verdad merece la pena esforzarse tanto? A Patrick Moberg seguramente opinará toda su vida que sí. Yo, mientras tanto, espero que Adam Sandler y Drew Barrymore terminen protagonizando una película con este surreal pero romántico argumento. Aunque ojo, por ahí ya se empieza hablar de que podría ser otra sucia campaña de marketing viral.

Enlace: NYgirlofmydreams proves just that