Lo he mencionado antes y toca hacerlo nuevamente, siempre habrán políticos y directivos de grandes empresas intentando controlar lo que pasa en internet, de forma parcial o total, ejemplos hay muchos (1, 2, 3, 4), ahora le toca al presidente del Instituto para la Calidad Turística Española, Miguel Mirones.

Opina que los blogs de viajes influyen negativamente en el sector turístico por su subjetividad, y es que los blogs son opiniones y eso de escribir cosas bonitas de todo se lo dejamos a los medios tradicionales. ¿Cómo pretende solucionarlo? Mirones considera que la mejor forma de hacerlo es que las grandes compañías tecnológicas establezcan controles sobre lo que se publica en estos blogs, como una dictadura, pues. Me pregunto si este señor tiene algún tipo de interés en propiedades o empresas turísticas y algún blogger influyente del tema haya publicado una reseña negativa y este señor está sintiendo los efectos.

Por otro lado la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos está preparando un decálogo para blogs, en teoría suena a buena idea, algo que puede ayudar, en la práctica es todo lo contratio, una forma sutil de censurar.

Enlace: Quieren censurar los blogs de viajes