El senador paraguayo Armando Espínola parece ser un legionario del Internet is for Porn. No le importó estar en su escaño del Senado, ni que se estuviera celebrando una sesión parlamentaria en la que se discutía la creación de la Orquesta Sinfónica Nacional. Mucho menos a sus compañeros Óscar Denis y Alfredo Jaeggli, que lejos de advertirle se sumaron a la fiesta erótica parlamentaria...

Mientras Espínola chateaba, recibió la foto de una mujer desnuda que no dudó en mostrar a sus compañeros, tal y como le pasó a Miguel Ángel Pérez Huysmans, Colomán Trabado y Manuel Troitiño en la Asamblea de Madrid en 2002, que mientras veían las fotos pornográficas que le enviaron por correo electrónico al primero, fueron pillados por un corresponsal de la cadena SER.

Y es que la prensa está en todas partes, sobre todo si se mira porno en el mismísimo lugar en el que se debaten leyes y proyectos que nos afectan a los ciudadanos.

Enlace: Sesión 'porno' en el senado paraguayo

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.