Luego de la pantomima de concurso para elegir el logo oficial de la candidatura de Madrid para los juegos olímpicos de 2016, finalmente el diseño ganador fue el de Joaquín Mallo, un argentino de 26 años, residente en la capital de España.

Como bien se anunció en su momento, el logo original sufriría unos retoques para mejorar el concepto de la idea primordial, que según el alcalde Ruíz Gallardón es: "Madrid como ciudad acogedora, como enlace entre culturas, una ciudad amable que tiende la mano al otro". Ayer se hizo la presentación oficial del logo definitivo...

El resultado del retoque es el de la izquierda, que gana en colorido y cambia la tipografía por una más moderna. El de la derecha es el diseño original, que nunca nos ha terminado de convencer por mucho que haya sido elegido y retocado por un grupo de expertos.

Eso sí, no me quejaré mucho, que ya tiene bastante el pobre alcalde con haberse gastado 440 millones en una sede para el ayuntamiento, que está llena de ratas.