Es increíble cómo la industria publicitaria se esfuerza cada vez más en llamar nuestra atención sin la doble finalidad de dejarnos un mensaje en concreto, que nos lleve a consumir un determinado producto. Por ejemplo, miren este espectacular y complejo -sobre todo en temas de logística- anuncio...

Cuando digo complejo, en Llámame Lola me dan la razón, describiendo lo que hay detrás:

¿Quién habló de que estaba de moda comentar los elementos utilizados en una producción?: un millón de Post-It, 96.314 fotografías digitales almacenadas en 2.5 terabytes, 4.9 kilómetros de película de 35mm, tres semanas de edición y 83 horas en Flame para producir este spot de 60 segundos de duración para la empresa sudafricana de servicios MTN.

Y justo eso es lo que nos quedamos sabiendo: el anuncio es de una empresa de servicios... Y este pasa a ser de ese grupo de comerciales que la gente recuerda más que a la misma marca. Vaya manera de tirar el dinero, de forma muy creativa, eso sí.

Enlace: MTN: The Post-It Man