Según el diseñador Giorgio Armani, se puede tener estilo si se cumplen con 21 reglas que ha dictado a The Times. Evidentemente, y tomando en cuenta lo banal que es el mundo de la moda, hay más de una regla que peca de vanidosa y superficial, aunque de extraña manera, he encontrado algunas con las que me he identificado:

  • Nunca te obsesiones con tu aspecto. Los hombres con más estilo son aquellos que parecen no haber hecho el menor esfuerzo para estar guapos. Por otro lado, la moda implica tener un estilo personal. Nunca diría que alguien va hecho un horror si es fiel a sí mismo.

  • Puedes conseguir lo que te propongas, como cantaba Mick Jagger. Sí, es cierto, me hubiera gustado ser más alto y tener una gran nariz. Pero hay que aceptar las cartas que te han tocado y procurar manejarse lo mejor posible con ellas. No pierdas tu tiempo intentando cambiar cosas que no puedes cambiar y no te regodees en ellas.

  • Ser un hombre sexy es una cuestión de confianza en uno mismo. Es un estado mental y físico.

  • Sabes más de lo que crees y puedes hacer más de lo sabes. Cuando mi socio murió en 1985, mucha gente pensó que cerraría la firma. En lugar de eso, aprendí cómo hacer su trabajo. Nunca infravalores tu potencial.

  • Debes tener coraje para aplicar tus propias ideas. Cuando comencé a experimentar con la sastrería deconstruida, lo hice contra las ideas que prevalecían en aquel momento. Pero yo simplemente quería hacer ropa que sentara bien y fuera cómoda, al mismo tiempo. Al final, mis ideas cuajaron. Ahora, los hombres piden comodidad en sus trajes de sastre.

Nunca será nuestra biblia, tal y como sucede con el Manifiesto incompleto de Bruce Mau, pero estos consejos de La Momia Armani, me parecen consejos interesantes. Los 16 restantes quizás puedan aplicarlos también, pero eso ya depende del nivel de metrosexualidad que tengan... y sospecho que es muy bajo.