Si es que no pasa un día sin que una asociación de derechos de autor, me de un disgusto. Compartir contenidos a través de redes P2P no es un delito, al menos en España. En Francia, gracias a un impulsivo Sarkozy, parece que por compartir un buen disco o una buena película, te irán quitando puntos hasta dejarte sin conexión de internet. El colmo del absurdo.

Ya decía yo, que al ocurrir esto en Francia, me daba muchísimo miedo de lo que podrían empezar a maquinar los ilustres cerebros de los representantes de organizaciones que supuestamente defienden los derechos de autor. Y miren que son predecibles:

De nuevo Francia nos enseña el camino para proteger en serio la Sociedad de la Información, con un acuerdo que tiene la intención de defender la cultura, lejos del populismo y de los amigos del todo gratis

Lo dice José Manuel Tourné, director general de la Federación para la Protección de la Propiedad Intelectual, y yo me quedo de piedra. Y ya no entraré en las descalificaciones -incultos, populistas y gorrones, nos llaman-, pero desde luego, privar de contenidos no es una forma de promover la cultura. Promover: eso es lo que hace la red, y yo ya luego decido si me merece la pena pagarle las fiestas a los gestores de derechos, comprando un disco o un DVD a un precio exagerado.

Víctor Domingo de la Asociación de Internautas deja algo bien claro, para que en la SGAE dejen de salivar con la idea:

para controlar qué archivos se intercambian los internautas y discernir su legalidad habría que interceptar sus comunicaciones y abrirlos, por lo que un derecho básico del ciudadano (secreto de las comunicaciones, recogido en el artículo 18 de la Constitución Española) sería vulnerado.

Desde luego, esto no sería más que un golpe bajo para la verdadera cultura, y un gran paso para la cultura del royaltie y del puedo pagar 20 euros por un disco. De todas formas, tal y como dice Domingo, si la industria persigue esta idea, ya habrá nuevos métodos de compartir, sino miren todo lo que hemos probado después de Napster.

Enlace: "Me gustaría oír a Zapatero decir, el piratear se va a acabar"