Kindle-Vs-Book

Tenía que suceder, cuando alguna gran empresa lanza algún nuevo producto causa del hype e inmediatamente tenemos que leer titulares como "Kindle es el futuro de la lectura", es normal, para algunos el ejercicio de endiosar productos o tecnologías es necesario, ya lo he explicado antes.

Pero creo que Kindle no será el futuro de nada, probablemente sea un éxito moderado y tal vez ni si quiera pase de esa fase excitación inicial como sucedió con el Origami, el prototipo UMPC de Microsoft. Creo que esta tableta de lectura terminará siendo subastada como artículo exótico en eBay en un futuro no tan lejano, motivos hay muchos, pero los más importantes y más relevantes por los cuales no cambiará hábitos profundos de lectura:

  • Es muy caro, $400 dólares, (ok... $399, más envío, asumo).
  • No tiene Wi-Fi, no tiene tecnologías abiertas para agregar contenido, de hecho está atado a la red EVDO de un proveedor, Sprint, fuera de su cobertura no hay forma de obtener contenido, pero hay librerías en todo el mundo.
  • Usa DRM, compartir, intercambiar, prestar y regalar libros es una actividad impregnada en nuestras culturas, el DRM no lo permite.
  • No usa estándares, no hay posibilidad de ver los libros que compras en Amazon con otros lectores, no hay forma de leer formatos abiertos y estandarizados por la industria en Kindle. El mundo de los libros es cualquier cosa menos centralizado y Amazon pierde al intentar centralizarlo.
  • Puedes recibir contenido de blogs y periódicos, pero es contenido que ya está disponible gratis, por medio del web o vía RSS, que de paso es un formato estándar.
  • Es grande y feo, no se si es incómodo pero usar ese teclado y sostener, la experiencia al usuario no parece ser la mejor.

Para lograr una adopción generalizada de lectores de e-readers, para libros, periódicos o blogs creo que sería necesario:

  • Un lector gratuito o prácticamente gratuito, 5 o 10 dólares cada uno, subencionado por varias marcas, periódicos, revistas medios electrónicos, que quieran "subirse al tren". Si la producción del lector llega a ser tan alta que el costo unitario baje lo suficiente, puede llegar a ser costeado por publicidad y así ofrecerlo gratis al lector, como sucede con los periódicos gratuitos.
  • Hackeable, basado en estándares con un sistema operativo libre. Especificaciones publicadas en el web para modificarlo; el negocio no está en el aparato, está en el contenido.
  • Que use formatos estándares y abiertos. No permita el DRM. Nada de regiones, poder comprar contenido de todo el mundo en cualquier parte del mundo (valga la redundancia).
  • Wi-Fi para descargar y compartir contenido entre lectores.
  • Posibilidad de descargar contenido gratuito y/o contenido de pago, como los periódicos de toda la vida; eventualmente el costo bajaría, no me molestaría pagar 5 centavos por descargar una edición especial de New York Times que ofrezca ventajas con respeto al web, pero no pagaría por el mismo contenido.
  • Quiero publicidad, pero no la quiero a la fuerza o difícil de ver, estandarización de banners con tamaños adecuados a un e-reader y acceso a información en la misma pantalla.
  • No queremos teclados físicos, es un aparato primordialmente de lectura, usar el menor espacio posible de la manera más eficiente. Teclado virtual para la escritura ocasional es suficiente.
  • Quiero poder comprar el aparato donde sea, tan fácil como adquirir un periódico en una tienda. Si lo daño o lo rompo, tener uno nuevo en menos de 20 minutos. Toda mi configuración, historial y contenido debería estar en un servidor y al hacer login desde el nuevo aparato tener todo como antes, sin dedicar ni un minuto a la re-configuración.

Creo que cuando tengamos algo así podríamos hablar, de verdad del futuro de la lectura. Mientras tanto sigamos usando el web, comprando libros, mirando revistas en el VIPS y compartiendo como hemos hecho toda la vida.