Parece que los hay a montones, sobre todo en los medios de comunicación y en el mundo del espectáculo. En Olganza explican el tema, a raíz de un incidente que sufrió el cronista Fabián Lavalle en México.