Levantar estructuras de cientos de toneladas ya no parece ser tarea imposible y en muchos casos resulta mucho más barato que hacer una nueva construcción. ¿Cómo funciona?

El sistema de trabajo de estas empresas de 'relocalización' de edificios se basa en un complejo mecanismo de gatos hidráulicos que se colocan meticulosamente en la base de la construcción y que la elevan paulatinamente. Una vez izado, el edificio se deposita sobre una plataforma provista de decenas de ruedas y se arrastra muy lentamente hasta el lugar deseado.

El video (en tiempo acelerado) en el cual un edificio de la Universidad de Brown en Rhode Island más conocido como el "Peter Green House" fue levantado y trasladado 150 metros para dar espacio a una nueva zona del campus y ampliar zonas verdes es realmente impresionante:

Algunos otros ejemplos e inclusive un documental, en el enlace.

Enlace: Moviendo edificios de 900 toneladas