Como comentábamos días atrás aquí en ALT1040 y en AppleWeblog, el iPod touch carece de algunas funciones que el iPhone tiene, como agregar nuevas citas en el Calendario, la falta de widgets y de el cliente de correo electrónico, algo totalmente ridículo considerando que los dos aparatos son sumamente parecidos, usan el mismo sistema operativo y en ningún caso problemas de espacio o procesamiento. Pero es Microsoft quien les da una lección de respeto a sus consumidores:

Los dueños de un Zune de primera generación obtendrán todas las características de software incluídas en la segunda generación del reproductor digital: nueva sincronización vía Wi-Fi, mejoras en las funciones para compartir música, nuevos codecs, podcasts, y el nuevo Windows Media Center portátil, no tienen que pagar nada, son simplemente funciones mejoradas vía software; aparte de agradecerle a los clientes por su confianza, es una excelente estrategia de relaciones públicas.

¿Estás escuchando Apple?