La misma agencia de **Seguridad en el Transporte de Estados Unidos** hace revisiones periódicas a los sistemas de seguridad en los aeropuertos de ese pais, los resultados son un tanto fuertes, demostrando, al menos en parte, que la seguridad impuesta a partir de atentados terroristas es falsa y aún es posible meter explosivos en aviones.

En el *Aeropuerto Internacional de Los Angeles* el **75% de las veces fue posible pasar los puntos de seguridad con material para armar una bomba en cabina**. Los escondieron entre el equipaje de mano, bolsas de aseo y fundas de CDs; en Chicago no les fue mejor: **60% de los intentos**, pero en San Francisco las cosas cambiaron solo un **20% de las intentos** de filtrar materiales peligrosos fueron positivos.

> ¿Por qué tanta diferencia? San Francisco utiliza una empresa de seguridad privada, en lugar de los trabajadores de la TSA. Incrédulos, los autores del estudio pusieron a prueba a este aeropuerto 145 veces, en comparación a las 70, de Los Ángeles, y la 75, de Chicago.

¿Es realmente cierto o simplemente San Francisco con menos tráfico y más tiempo para revisar a los pasajeros sin que se pierdan vuelos o conexiones las cosas cambian? -- mientras algunos creen que ir a aeropuertos pequeños con menos controles sería mejor, todo indica que es justamente lo contrario. Ese dicho de "*al final los terroristas meten lo que quieren a los aviones*" va a ser medianamente cierto.

Enlace: [Agentes con falsas bombas pasan los controles de aeropuertos de EE UU](http://www.elcorreodigital.com/vizcaya/20071020/mundo/agentes-falsas-bombas-pasan-20071020.html)