Los italianos tienen comportamientos comerciales realmente extraños, y uno de ellos llega desde Cofani Funebri, una empresa de ataúdes que publica cada año, desde 2002, un calendario en el que voluptuosas mujeres posan junto a la mercancía a la venta.

Maurizio Matteucci, uno de los dueños de la marca, alude a que se trata de una forma divertida y diferente de vender féretros, que les ha valido un gran crecimiento en las ventas, que empiezan a hacerse cada vez mayores desde el extranjero, lo que les está planteando empezar a exportar el fúnebre producto.

Según el ejecutivo: "La muerte es parte de nuestras vidas y por tanto es estúpido continuar considerándola un tabú". Lo mismo pasa con señoritas de cara y pose sugerente, así que por qué no unir ambos conceptos. Habrá que empezar a plantearse el método en Hipertextual, para ver si la carne vende tanto como dicen... Lo mejor es eso, tomarse la vida y los negocios con buen humor.

Enlace: Un fabricante de ataúdes lanza un calendario erótico con sus productos para el 2008