A la hora de producir y anunciar nuevos productos, en Art Lebedev deben drogarse mucho. Un teclado tan bonito como el Optimus Maximus es reseñable, pero todo indica que producirlo no es tan fácil y venderlo pinta complicado, al menos por su precio: 1500 dólares.

Lo que ven arriba es el nuevo producto de diseño de la compañía: un mando a distancia para 399 canales. Sí, volvemos a lo mismo: un diseño precioso pero nada funcional. Menos mal que se trata de un concepto, porque todavía no conozco a alguien que pueda ver tantos canales de televisión en casa, por no hablar de la dificultad para recordarlos.

Eso sí, como tengas el vídeo programado en el 0, lo tienes complicado... porque aunque el Pultius Remote Control tenga 102 teclas, se les olvidó esa. Al menos tiene buena pinta para rascarse la espalda, algo es algo.

Enlace: El mando a distancia más largo del mundo