Dove presentó su nuevo spot en el cual no solo se critica los cánones de belleza que impone la sociedad, la publicidad y los medios, también a los padres que no hacen mucho para detener la influencia que causa sobre sus hijos.

Sí, muy bonito, muy "socialmente responsable", seguro se convierte en uno de los videos más vistos del mes, pero pocos se detienen a pensar en la hipocresía extrema que mantienen: Dove es una marca de Unilever, quienes entre otros tiene a Axe, desodorantes que por medio de su publicidad constantemente comunican exactamente lo contrario, las mujeres como objetos y/o trofeos para los hombres que logran conquistarlas, encerrándolas en un estereotipo tanto de actitud como físico.

Vía: eTc