¿En esos días en que simplemente no puedes trabajar? el Happiness Project tiene una sugerencia: sal a la calle, al patio, al jardín, a lo que sea que hay afuera donde puedas recibir un poco de sol y quédate ahí unos 10 minutos.

La privación de luz es uno de los motivos por los cuales las personas se sienten cansadas. Varias investigaciones sugieren que la luz estimula los químicos en el cerebro que mejoran tu ánimo; para más y mejores ánimos que el sol llegue a ti antes de hacer cualquier otra cosa.

Para quienes trabajamos frente a una pantalla todo el día el consejo es especialmente bueno. Otros buenos consejos incluídos en el post: tomar café, conversar con amigos que tienen mucho ánimo y caminar 10 minutos.

Enlace: Nine tips for giving yourself an energy boost in the next TEN MINUTES | Vía: Lifehacker

Participa en la conversación

7 Comentarios

Deja tu comentario

  1. mmm me resulta el descansar en ciertos periodos de tiempo alejarme de lo que estoy haciendo y ver el cielo la naturaleza y respirar aire fresco….

  2. La cuestion es que, hacer algo ‘inusual’ cuando estamos en actividades rutinarias-cotidianas-tediosas-aburridas-abrumadora hacer una actividad como Caminar al aire libre, con arboles, luz, agua, la naturaleza; eso nos ayuda a relajarnos.

    Porque, las computadoras, no son algo natural, y es ahora que lo pienso, algo ‘ahhhgm’ eso de despertarse en la mañana, salir al trabajo y sentarse en la PC casi hasta la noche, y luego volver a la casa, para el dia siguiente hacer lo mismo.

    Jeje, que triste parece ese cuadro. En cambio, fuimos hechos para disfrutar de las cosas que Dios mismo vio como «buenas».

    Esas cosas, son las que los quimicos, cientificos y medicos nos recomiendan.

    Entonces, Disfrutemos de la cosas que Dios creo y vivamos mejor en el sistema de vida del mundo que tenemos, el cual fue afectado por el pecado, pero quer volverá a su estado original, sin pecado, de modo que siempre será perfecto.

  3. Yo trabajo junto a una ventana de dos metros y no por eso tengo más ganas de trabajar, pero si lo dicen los químicos…