Aparentemente un reproductor digital de música le resultaba tan repetitivo a Sony (¡todo el mundo hace uno!) y no se les ocurrió nada mejor que lanzar un robot que baila y muestra luces de colores al ritmo de la música gracias a su reproductor incorporado.

¿Otro AIBO? un aparato tonto que no hace nada y cuesta mucho probablemente, si el perrito-robot era más lento que una tortuga de 90 años, el Rolly se mueve más rápido que una mosca hambrienta pero no me queda claro por su forma y aparentes funciones que haga algo útil o que al igual que el AIBO no te canses del juguete a los 3 días de haberlo comprado.

Como sea, este es el video, igual es interesante ver cómo se mueve el aparatito, aunque sospecho que terminará siendo un adorno en tiendas de memorabilia.

Enlace: Sony Rolly: slowed down and blowed up