Estamos ya en plena campaña, aunque por la calle aún no veamos los carteles de colorines con dosis de amable Photoshop, pero las acusaciones y las promesas ya vuelan por los aires.

Hoy, el candidato presidencial por el Partido Popular, Mariano Rajoy -y un equipo asesor que van mirando con lupa los errores del actual gobierno- ha hecho promesas respecto a 2 temas que afectan directamente a los usuarios de internet.

Primero: el Canon. ¿Votarán David Bravo y Víctor Domingo al PP?

"Un canon indiscriminado penaliza el talento y el Gobierno que yo presida no está por la labor. Yo lo que haré es otra cosa: primar la creatividad y levantar el manto de sospecha digital que se ha extendido sobre todos los ciudadanos -explicó-. Lo haré porque no quiero que se presuma que los ciudadanos se dedican a la piratería pero, sobre todo, porque no quiero que España evolucione hacia la edad de piedra tecnológica".

Y lo segundo: El precio de la conexión, que según dice, debe ser equiparable a lo que se paga en Francia; y el acceso a redes Wi-Fi.

"Igualmente promoveré la extensión de la tecnología ''wifi''. No sólo para que todos los edificios de la Administración, los centros escolares y las estaciones y aeropuertos de nuestro país tengan acceso a esta tecnología, sino para que en cuatro años todas las ciudades mayores de 20.000 habitantes dispongan de espacios que estén abiertos a esta tecnología".

Parece que la generación internet es un target importante de los partidos políticos. Aunque a veces este tipo de promesas, no resultan tal y como se espera: recordemos al ya más que olvidado Miguel Sebastián, que prometió Wi-Fi para todo Madrid e incluso asistió a un Beers & Blogs, antes de toparse con la cruda y popular realidad. ¿Se abrirá Rajoy un Blog?

Enlace: Rajoy promete un Plan Tecnológico, la extensión de ''wifi'' y el abaratamiento del ADSL