En esta semana se publicó el Índice de Percepción de la Corrupción 2007 [DOC], hecho por la ONG Transparency International. En realidad, no es un estudio que constate la corrupción como hecho, sino que recoge la percepción que tienen los encuestados respecto a este problema en sus países.

El estudio hace una lista de 180 países clasificados del 0 al 10, siendo 0 la corrupción generalizada y el 10 la ausencia de corrupción. Las primeras posiciones, y por tanto, los países mejor valorados como poco corruptos son Nueva Zelanda, Finlandia y Dinamarca (los tres con un 9,4), Suecia y Singapur (9,3), Islandia (9,2), Suiza y Holanda (9) y Noruega y Canadá (8,7).

España, por ejemplo, ocupa el puesto 25 con un 6,7; alejándose así del 7,1 obtenido en el 2004. A la cola están países en los que seguramente habrá mucha corrupción, pero además en los que sus habitantes tienen un gran pesimismo por la mala marcha de la situación social, política y económica: Somalia (1,4), Irak (1,5), Haití (1,6), Chad, Sudán y Afganistán (los tres sacan un 1,8), Venezuela (2) y Ecuador (2,1).

Esto demuestra que de la percepción al hecho, podría no haber tanto trecho.

Enlace: España baja en el ránking de corrupción por la especulación urbanística