Los caminos de las tendencias tecnologicas son tremendamente inescrutables, nunca se sabe qué dispositivo o qué aparatito saltará a la fama, y mucho menos, cuando pasará de moda al aparecer uno más avanzado o sorprendente. La nueva moda de la tecnología reside en la actividad que se quiere dar al usuario, hasta ahora pasivo pulsabotones.

El toqueteo. Uno de los primeros ordenadores en utilizar una especia de pantalla táctil fue el HP-150 del año 1983. Años más tarde, se utilizaba por primera vez el término PDA -para Personal Data Assistant-, fue en el año 1992 y la dijo John Sculley refieriéndose al Apple Newton en el CES de aquel año. Varias de aquellas primeras máquinas ya incluían la pantalla táctil para seleccionar opciones e incluso escribir gracias a un stylus.

Tras identificar estas pantallas sobre todo con estos dispositivos -y con los terminales de los cajeros de supermercados o cajeros electrónicos-, la moda se impuso en el año 2004 y lo hizo de la manera más lúdica posible, con el retorno de Nintendo a los primeros puestos de ventas: la Nintendo DS. Gracias a ella y al stylus, millones de personas ya son de la generación del tacto y cuidan a sus perritos, ejercitan su cerebro e inclusive han empezado a tocar la guitarra.

Pero todo no acabaría ahí. La aplicación de la pantalla táctil para organizarnos volvió a ponerse de moda gracias a Apple y a su iPhone. Al parecer, este afán del toqueteo es el destino del iPod, que evoluciona y adquiere gran parte de las características del teléfono de la compañía, transformándose en un pequeño ordenador llamado iPod Touch.

El movimiento. La realidad virtual abogaba por meternos en entornos generados por ordenador, se trataba de hacer los juegos más realistas metiendo al jugador en el mismo. En la actualidad, una de las mejores aplicaciones de la realidad virtual conllevan el movimiento dentro de una esfera, tal y como vimos durante la Campus Party.

Pero justo esas ganas de las compañías por levantar al jugador del sofá, llevaron a Nintendo a cambiar el panorama de los videojuegos, colocando la palabra innovación por delante. Fue en el 2006 cuando la Wii se puso a la venta, y a día de hoy ya se han facturado más de 10 millones de consolas. La característica estrella de la consola es un mando que utiliza acelerómetros y sensores infrarrojos, que llevan al usuario a cambiar el toque de botones por gestos físicos que imitan las acciones que deben hacerse en el juego.

Ahora la compañía Innoventions quiere subirse al carro de la moda tecnológica, anunciado un sistema llamado RotoView, que aboga por hacerle la vida más fácil al usuario, permitiendo que se desplace por la pantalla, inclinando el móvil; o cambiar el tamaño de las imágenes, agitándolo.

No se sabe cual será la próxima tendencia, pero lo que sí queda claro es que se trata de modas que llevan detrás grandes cifras económicas basadas en campañas de marketing que nos hacen querer ser los más modernos del local. ¿Qué será lo próximo?