Hoy entrevistan a Alejandro Sanz en La Vanguardia, y parece quedarse muy a gusto cuando le preguntan por la industria musical española:

Lo de la crisis musical, que es cierta para la mayoría de músicos, no tiene que ver tanto con fenómenos como la piratería sino con que los que durante años han vivido como mariscales no se han enterado de qué va la película [...] La gran industria discográfica española se ha devorado a sí misma, y eso suele pasar cuando hay más avaricia que talento y amor al arte. Quienes decidían se dedicaban a pulirse unos presupuestos brutales con promociones absurdas y gastos inconfesables; todo menos invertir en producto nuevo, todo menos arriesgarse. Y eso coincide en un momento en que el modelo del negocio va cambiando radicalmente y los hábitos de consumo ya no tienen nada que ver con los del pasado.

Bien, aunque cualquiera diría que está escupiendo la mano que le ha dado de comer, o en este caso, las que han promocionado sus discos hasta la saciedad con campañas millonarias. De todas formas, es un buen camino a seguir. Como bien dijo Manuel en su día: ¿Será reconsideración o estrategia?

Enlace: Alejandro Sanz: "Por fin pienso sólo en mí mismo" | Vía: David Bravo