Parece que todos los expresidentes del mundo acaban igual: de profesores, conferenciantes o asesores. El más reciente en sumarse a estos últimos es Ernesto Zedillo, que será asesor de la Bill & Melinda Gates Foundation en el área de Desarrollo Global. Esperemos que nunca se cruce con Bono en un acto benéfico.