Los españoles son malhablados de por sí -los latinos también, pero de manera menos mediática-, pero la convocatoria que hace la gente de V de Vivienda, lo es por una razón importante:

En España, la vivienda es la más cara del mundo, teniendo en cuenta los sueldos de los ciudadanos. Nuestra principal amenaza es la especulación descontrolada con un bien de primera necesidad como es la vivienda. Esto está provocando muchos problemas que se traducen en dramas personales, familiares y colectivos. Queremos que esto cambie.

Efectivamente, esto significa un miedo latente y que forma parte de una campaña iniciada hace unos meses: "No vas a tener casa en la puta vida". Ahora, se hace un llamado para que el 6 de octubre a las 19 horas, todos los españoles vayan a vociferarlo frente a los ayuntamientos de cada ciudad.

Seguramente no se batirá un récord mundial, y no bajará el precio de la vivienda -a menos que sigan quebrando inmobiliarias-; pero sí se conseguirá hacer ruido mediático ante un tema que preocupa bastante a los que viven en España.