La filosofía de ocio al estilo Jackass no deja de parecerme una estupidez. En España, hace tiempo que muchos adolescentes están encantados con romperse huesos, dientes o incluso estar expuestos a perder la vida. Todo por el afán estúpido de divertirse.

Lo más reciente es el Metring que se practica en el Metro de Barcelona, que consiste en subirse en los estribos de las puertas del tren y saltar antes de que se meta en el túnel. Gana el más imbécil último en soltarse.

De momento, lo que ha hecho Metro de Barcelona es incrementar la vigilancia en los andenes, porque la estupidez de los muchachos y sus ganas de popularidad en YouTube, no tienen una solución que vaya más allá de los 6 mil euros de multa, la muerte o una grave lesión.

Enlace: YouTube muestra a jóvenes practicando el 'metring' en Barcelona y Madrid | Gracias: Ingrid