Apple lanza en acuerdo con O2 (propiedad de Telefónica) el iPhone en Reino Unido, y esta vez el campo de distorsión de realidad de Steve Jobs no funcionó: es una decepción. ¿cómo es posible que un teléfono de 400€ (535 dólares) no incluya un soporte para transmisión de datos decente, especialmente en Europa donde puedo adquirir un móvil con capacidades 3G por 90€.

El iPhone es mucho más que un teléfono es un reproductor de música avanzado, es una PDA y un lector de correos al mismo tiempo, con un navegador muy avanzado que mata de una vez por todas el internet móvil, pero sigue teniendo una conectividad deplorable, es como tener un Ferrari con neumáticos de madera. Se nota que Apple es nuevo en esto de la telefonía y toca esperar a que reaccionen y se den cuenta que, al menos en Europa, lo que queremos son dispositivos móviles con conexión de datos muy rápida y no un insípido EDGE que nunca llegó por estos lados.

Mientras tanto Telefónica confirma que venderá el iPhone en España, mismo modelo, sin 3G, quien sabe cuánto costará y quién sabe si ofrecerán de una vez por todas un plan de datos ilimitado, que no es lo mismo que plano, ya que su nueva oferta de 1€ al día tiene límite de 10 megas. Me hubiera gustado que Apple se vaya con Yoigo, se parecen más como empresas.