El diccionario parece ser el eterno testigo de cómo nuestro diálogo habitual va transformando y haciendo evolucionar el lenguaje. El ejemplo de ello es la nueva edición del [Diccionario del Uso del Español María Moliner](http://sololiteratura.com/ggm/marquezlamujer.htm), que incluye 12.000 nuevas referencias, que ya suman 94.000 para toda la publicación.

Hay nuevas palabras que entran por su constante utilización en varios aspectos del día a día:

> Así, del ámbito de las nuevas tecnologías llegan al Moliner voces como blog, chat, e-book, cuenta de correo, dirección, dominio, hipervínculo, hacker, intranet, bajar, descargar, inalámbrico, manos libres, móvil, buzón de voz y rellamada. El lenguaje médico se enriquece con voces como anisakis, ébola y fibromialgia, y de las terapias alternativas llegan al Moliner la aromaterapia y la digitopuntura (o shiatsu). Novedades como batasuno, batzoki, euroescéptico o islamista proceden de la terminología política, mientras que voces como burka, fatwa, feng shui y kefía evocan otras culturas.

Además se han modificado las entradas que estaban desfasadas y se han actualizado los bloques de sinónimos. Se trata de la 3ª edición de un diccionario que originalmente fue publicado en 1966. Su autora, [María Moliner](http://es.wikipedia.org/wiki/Mar%C3%ADa_Moliner), se basó en el de la Academia Real de la Lengua Española y lo enriqueció con lenguaje de la calle y de los medios de comunicación.

Es cuestión de tiempo para que llegue el día al que más temo, ligüísticamente hablando: ¡cuando WTF y LOL lleguen al diccionario!... Miedo me da pensarlo.

Enlace: [El María Moliner da entrada a términos como blog, pilates y flipante](http://www.cadenaser.com/cultura/articulo/maria-moliner-da-entrada-terminos/csrcsrpor/20070925csrcsrcul_1/Tes)