Todo el mundo tiene canal en YouTube. Al menos esa es la sensación que tiene uno cuando ve que discográficas, canales de televisión, entidades deportivas, artistas, humoristas y hasta el vecino de al lado tiene su cuenta en la plataforma de vídeos de Google.

El más reciente en abrirse cuenta es el Arzobispado de Tarragona. Eso sí, no esperen encontrarse allí los vídeos virales del momento:

En dos de ellos, el primado Jaume Pujol da paso a los contenidos. En otro anuncia la proclamación por el Papa del año jubilar de Tarragona en el 2008, para conmemorar los 1.750 años del martirio de san Fructuoso, quemado vivo en el anfiteatro por no renegar de su fe. El portal recoge la versión en castellano e inglés de la recreación del martirio que cada año se celebra en Tarragona.

Otro método para modernizar la iglesia y difundir el mensaje de una manera diferente. Esto me recuerda otros reseñables intentos como los grupos de rock cristianos. Eso sí, mi favorito es aquel en el que el cura adquiere hábitos consumistas propios de Paris Hilton con las limosnas de los feligreses.

Enlace: El arzobispado de Tarragona cuelga sus vídeos en Youtube